Venimos a este mundo con una secuencia numérica impresa en nuestro nombre completo y fecha de nacimiento. La lectura de ese código nos hablara de nuestra identidad vibracional, vínculos transgeneracionales, recursos para fortalecernos y desbloquear síntomas y patologías.

Más allá de eso, la bionumerología en base 9 nos llevara a conectarnos con nuestra esencia, descubrirnos en la sombra y en la luz, y lo más valioso reconocernos a nosotros mismos tal cual somos.

Por otro lado la bionumerología en base 22 descubrirá los fundamentos de nuestra personalidad, los excesos o las carencias, la forma de relacionarnos con el otro, ya sea pareja, familia, hijos.

La bionumerología desde ambas bases, 9 y 22, es una herramienta maravillosa que nos abre a nuestro autoconocimiento.

Bionumerología Terapéutica