Psicogenealogía

Cada persona, es único e inigualable, posee características físicas, psicológicas, intelectuales y sociales. Nace en una familia pre establecida.

Esa familia es considerada un sistema con su propia estructura y dinámica. Es un “ser viviente”, con sus propias reglas, valores, jerarquías, roles, secretos, lealtades.

Una familia es rica en historias y costumbres, es la forma de mantenerse viva y presente. Estas son inter y transgeneracionales, es decir se transmiten dentro de la misma generación y también de generación en generación. Son escritas por cada uno de sus miembros en el inconsciente familiar. Este conoce cada detalle de cada miembro de ese sistema familiar, el por qué y el para qué.

Podemos descubrir esas historias a través de un genograma. Éste es una fotografía del árbol familiar en un momento determinado. Al observar esa fotografía, se empieza a trabajar con todo aquello que en el momento presente está “dañando” no solo a la persona sino también al sistema familiar. Y a medida que vamos siendo conscientes de toda nuestra historia familiar,  las heridas se van sanando, y la persona comienza a comprender y a honrar a cada miembro, y lo más importante a darle un sentido a la vida.